Con el fin de acompañar la vida escolar y la toma de decisiones personales y académicas de los alumnos de Secundaria, los tutores se entrevistan individualmente con cada alumno al menos dos veces durante el curso escolar.

El contacto y la comunicación frecuente con las familias es un aspecto crucial de nuestro proyecto educativo. A través de entrevistas periódicas con los padres se lleva a cabo un estrecho seguimiento de cada alumno, de su evolución, fortalezas y necesidades específicas, si las hubiera.