En el colegio educamos la dimensión interior de la persona, trabajando el fondo afectivo de los niños/as y jóvenes, e iniciándoles a la apertura a la trascendencia y a la oración.
Lo hacemos en cada etapa de acuerdo al desarrollo evolutivo de los niños/as y jóvenes:

En Infantil, trabajando en Psicomotricidad, el Plan de Interioridad, con sesiones de relajación, visualización, apertura a la trascendencia y oración.

El Oratorio es la parte del Plan de interioridad que se desarrolla en la etapa de Primaria. Además de trabajar el fondo afectivo del niño y el cuidado de su interioridad, ofrece el ambiente y la metodología apropiada para hacer una experiencia de Dios y una iniciación a la oración.

La educación de la interioridad continúa en la ESO.